La importancia de las fotografías de tu boda

De entre todos los comentarios que me encuentro en páginas y foros del sector, el tema del reportaje tanto de fotos como de video siempre se ve afectado por el tema presupuesto. En la mayoría de los casos es un tema al que no se le da la importancia que realmente tiene. He oído comentarios del tipo “yo es que no soy de fotos” o “cualquiera de nuestros amigos puede hacérnoslas”. Y realmente me da pena.

Pena porque es un asunto difícil de rebatirle a alguien que realmente piense así.

¿Por qué es tan dificil encontrar a esos “buenos clientes” que sí aprecian las fotografías de su boda? Aún no tengo esta respuesta clara. Muchos fotógrafos de renombre cuentan que la mayoría de sus clientes son personas que se mueven en el mundo del arte, ilustradores, otros fotógrafos, actores, o símplemente personas con esa sensibilidad que hace que se te herice el vello al ver una fotografía que aunque esté “desenfocada” resulte arrebatadora.

c&m_BN-474Imagen AMA

Esas personas (que no necesitan una foto del reloj, la madre poniéndole la chaqueta al hijo en la habitación de los padres con la colcha de raso y el crucifijo (el poder del raso y el merengue), o de toda la familia junta en el mural del salón de casa junto a las figuritas de porcelana y las fotos de comunión), son las que aprecian la sensibilidad de una fotografía hecha desde el corazón y no por imposición.

Está claro que la boda es de los novios y trabajas para ellos, te pedirán fotos familiares para el recuerdo y lo harás encantado, ante todo quieres que estén agusto contigo, éstas además ayudan a contar la historia, te ayudamos a transmitirla y esto si que es importante.

No me gusta llamar cliente a alguien con el que voy a compartir un día tan importante, ni llegar el mismo día de la boda sin saber ni su nombre. Me gusta hablar con ellos antes, conocerlos, darnos consejos mutuamente, compartir vivencias… y sobre todo que quieran que sea yo la que esté ahí ese día, que confíen en mí y lo sepa sólo con mirarlos a los ojos. En resumen, sentir empatía con ellos.

Los tiempos cambian, las bodas cambian, ¿Por qué no cambiar la forma de contarlas?

StateLibQld_1_139011_Wedding_portrait,_1910-1920Imagen

Sean Flanigan tiene su propio lenguaje y cuenta las historias con una forma de mirar propia y con una sensibilidad tremenda, y no dejan de ser fotografías de boda.

newwedgalno21016Imagen Sean Flanigan

Se nota cuando un fotógrafo dispara por “negocio” y cuando lo hace con el corazón, suele coincidir además con los que dan una cifra cerrada de fotografías a realizar y que además tratan a todas las bodas/parejas igual, como si fuera un simple método que hay que ir tachando (foto del reloj del novio, la pulsera de la novia, momento anillos, momento tarta, etc…) y se encuentran en un apuro cuando el novio no tiene reloj o no hay corte de tarta, por poner un ejemplo.

g21289Imagen Past to Present

Todos tenemos claro que hay ciertos momentos importantes, como fotógrafa lo se, y son fotos que os gustará recordar, pero ¿Acaso no es mejor recordarte tal y como eres,  con sólo el brillo de tus ojos por la felicidad de TU DÍA y no por una pose forzada y antinatural con la que no os sintáis identificados?

V&A-758Imagen AMA

Muchos novios: me comentan que les encantan ciertas fotos (por lo general usan el término “fotos naturales” o “sin posado”) pero me dicen que ellos no saben cómo ponerse o cómo hacer tal o cual cosa. No tenéis que saber, sólo ser vosotros mismos, sin poses, sin gestos, sólo vosotros. Aquí además está la importancia de conocernos previamente, dialogar y “romper el hielo” ya sea en una preboda o tomando un café para estar agusto con nosotros mismos y saber lo que hay que hacer en cada momento.

V&A_BODA_2

Imagen AMA

Una vez un fotógrafo de boda me dijo que no tuviera reparo en parar el ritmo de una boda si lo necesitaba, ¡Incluso a un cura!; me quedé atónita. Igual ese consejo le sirve a él y sus clientes, pero yo no quiero eso, precisamente quiero ser una más, no una nota discordante, mezclarme entre la gente pero siempre haciéndoles sentir agusto con mi trabajo. ¿Cómo os quedaríais si os pidieran repetir el “Sí quiero” porque no lo han oído bien? ¡Uff! lo siento mucho, pero no lo veo.

En resumen a toda esta reflexión, decíos que penséis mucho el tema de las fotos, miréis y comparéis no sólo precio, sino el trabajo del fotógrafo que elijáis; que lo conozcáis antes, habléis con él, le contéis cómo es vuestra boda y cómo sois vosotros y no menos importante que os enseñe sus fotos. Si os sentís identificados con esa pareja que véis, no lo dudéis, él será el que cuente vuestra historia, independientemente del estilo o la técnica, el sentimiento es lo más importante.

Inma de Mi boda DIY hace una muy buena reflexión acerca de este recuerdo para toda la vida en forma de fotografías, y en Rock And Roll Bride este post tan gracioso para nosotros y tan triste para la parejas que aparece, que nos muestran por qué además es tan importante ver el trabajo previo de la persona que vas a contratar. O en El País donde reflexionan si un reportaje de boda puede no ser cursi.

Espero haberos hecho reflexionar acerca de la importancia de las fotografías de tu boda y haberos ayudado a encontrar la mejor opción.

boda-vintage-un-recuerdo-a-la-familiaImagen Love Chocolate and Weddings

AMA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s