Un video de boda muy “Happy

Y es que desde que me topé con este video de boda, no puedo parar de verlo, es bonito y emotivo a rabiar. La novia es el alma del mismo, aunque los dos forman la pareja perfecta. La música elegida le va como anillo al dedo y los movimientos de cámara hacen creer que te encuentras frente a estos novios en su preciosa boda a orillas del Lago Garda (Italia).

Los artífices: Happy Wedding Films

Volver

Este año empecé al blog y empecé fuerte “voy a postear tres veces o cuatro a la semana” “voy a hablar de temas de los que nadie hable en el entorno nupcial” “me voy a comer el mundo”…  Pues eso, que un montón de tiempo sin escribir, sin pensar en el blog. Nueve de cada diez blogs se abandonan a los tres meses, o más o menos así es la estadística, vamos, muchos blogs que se empiezan conviertiendo la red en un cementerio de blogs, o un Club de los Blogueros muertos, de hecho, podría haber un blog de blogs empezados y abandonados.

Pero es que el tiempo ya no me da más de sí, bueno ahora un poco porque estoy de vacaciones, pero seguro que cuando vuelva al currele, volveré de nuevo a no disponer de él. Entre mi trabajo diario (el de oficina, el que me da las lentejas, y mi aventura como fotógrafo de bodas), el poco tiempo que tengo lo empleo en mi trabajo de oficina y mis fotos de boda, vamos, más de lo mismo, así no hay quien pare…

El caso es que hacía bastante tiempo que no entraba en las estadísticas, esas que al principio de abrir el blog, actualizas cada cinco minutos, y mi sorpresa ha sido cuando, sin escribir ni una palabra, tengo más visitas que nunca (98 para ser más exactos), raro, pero cierto.

Así que me ha apetecido escribir y volver a pensar (de momento a pensar sólo) en retomar el blog.

Siempre me pasa que como hago tantas cosas, no se cómo definirme, soy diseñadora, fotógrafa, ilustradora, creativa??? Pues no lo se, soy lo que el tiempo me diga que sea. De pequeña siempre decía que quería ser inventora, pues eso está bien, invento dibujos, ideas, fotos, textos… así que me definiré así, que queda casi tan poco claro como al principio, pero que suena bien.

Y como de momento, y aunque me hayan abrumado mis 98 visitas en un día #matamecamion, no me lee ni Peter, pues escribiré de lo que me venga en gana y me apetezca, así, porque sí, pero por no volverme majara, el hilo conductor seguirán siendo las bodas y bodorrios, porque me gusta a mi el temita y porque las siento muy de cerca. Y si en el camino puedo inspirar a alguien o simplemente entretener a alguno de esos 98 (se que me queréis público) pues ya me vale, y sino pues escribo para mi y lo releeré de vez en cuando.

Bueno pues no tengo nada más que decir, en cinco minutos refrescaré el contador de visitas y seguiré inventando cosas, de momento me toca inventar la cena, así que buenas noches mis queridos lectores (98).

boda

Las fotos de Jessica Peterson

Qué me gusta a mi ver fotos de boda.

Captura de pantalla 2014-07-14 a la(s) 21.16.48

Todos los días necesito ese ratito de estar tranquila (suele ser antes de dormir y ya en la cama) y ver fotos de boda. Los fines de semana aguardo con ansia las fotos de los fotógrafos que admiro en sus redes sociales. Esos instantes de “hoy estamos de boda en un lugar encantador…” que adelantan lo que serán unas fotos de órdago. Pero lo mismo que me hacen sonreír algunas, otras me aburren de un modo supremo. Las mismas fotos, una y otra y otra vez, boda tras boda y semana tras semana. Hasta que de entre todas las miles de fotos que veo, saltan esas que hacen que me pare más de diez segundos, que estudie la composición, la luz, el aire que se respira; hacen que quiera haber estado allí y envidie esa personita tras la cámara que lo estaba disfrutando tanto. a179e6f1ccd1033314f48376724691b8En esta ocasión fue esta foto de una novia, que aunque no sea una foto muy llamativa, me hizo detenerme más de lo que esperaba y quiso que así conociera a una de las que ha pasado a ser sin duda una de mis fotógrafas favoritas, además, no se porque pero cada vez que hallo una fotógrafa nueva, me entra mucha alegría de que en este mundo donde parece que los hombres llevan la mayoría absoluta, aparezcan esas grandes mujeres que hacen que quiera seguir intentando conseguir mis sueños.

643876_419356541451408_394600406_nCaptura de pantalla 2014-07-14 a la(s) 21.35.01

Me gusta la alegría que transmiten y su originalidad en un mundo cada día más trillado.

Captura de pantalla 2014-07-14 a la(s) 21.17.01caitlin-and-tanner-jessica-peterson-15

Ella es Jessica Peterson. Y todas estas algunas de esas fotos que me sobrecogen un instante y seguidamente disfrute disfrutándolas.

 

Si me casara… el Dónde

10320467_486872841414151_1774904198438285257_n

Siempre que me digo a mi misma “Si me casara…” me vienen a la mente algunas dudas. El con Quién lo tengo claro, por ese lado, estoy tranquila, hasta se el Quién me casaría.  El Cuándo, me da un poco igual, siempre que sea en una época cálida (se que hay bodas de invierno super entrañables, pero yo soy más de solana y secarral). El cómo, es algo en lo que pienso cada día pero que una vez esté al lío surgirá pronto. Pero el Dónde; esta duda si que me vuelve un poco loca. Me gustaría casarme en la naturaleza, rodeada de plantas, flores, bosque, matorral, campo, mucho campo. Y en mi investigación curiosa por encontrar sitios bonitos donde me casaría he encontrado una finca en Segovia que podría encajar a la perfección con mis “si me casara…” Esta es la Finca Aldeallana.

550329_293504680750969_1384442841_n

Un lugar algo mágico y un poco anclado en el pasado, con ese toque “de toda la vida” que tanto me gusta. Sólo lo conozco por foto, pero creo que no me dejaría indiferente. Su gusto por los pequeños detalles y por la personalización de cada celebración es algo muy pero que muy a su favor.

hacemos3

Me encantan sus rincones chill out para la zona de cóctel o para las copichuelas de después…

249162_358147437620026_1603518981_n

1458565_473727082728727_1305600336_n

Las cenas sin duda serán deliciosas, no sólo por la comida que tiene una pinta increible sino por el gusto con el que colocan las mesas, aquí he de decir que ¡Sí que se come con los ojos!

552513_285748131526624_2087618310_n1939441_464096620358440_1236244808_n904024_395153430586093_6913470_o

Aunque sin duda lo que más me gusta, es ese ambiente de HOGAR que se respira, en su inmenso terreno, sus habitaciones, sus rincones…

734575_478426242258811_1995042356790229212_n 469522_263437790424325_38463939_o Captura de pantalla 2014-06-22 a la(s) 11.56.12970550_362049020563201_228413677_n 1094562_404247586343344_1325887319_o

Una de las cosas importantes que tiene la finca es que dispone de unas casitas para que los invitados puedan quedarse a dormir y no tener que coger el coche después del fiestón, lo dificil será que tus invitados se quieran marchar de aquí. En temporada baja también ofrecen estas casas para un fin de semana particular. A mi me están tentando muy mucho.

1901116_460354004066035_1481504092_n182533_251045818330189_304603831_n

Qué, ¿Nos decidimos a probar un fin de semana en plena naturaleza rural?

10325771_494873100614125_1400681882789033315_n

Todas las fotos son propiedad de Finca Aldeallana y han sido tomadas prestadas de su web y Redes Sociales.

Lo que SÍ y NO de una boda vol I

Hoy estoy algo reflexiva en lo que al “buen gusto” se refiere. Recientemente, por cuestión de trabajo, he acudido a una de las peores bodas que me he encontrado, (siempre bajo mi opinión, que para gustos ya sabemos, cada uno es diferente, pero aquí expreso básicamente eso, mi opinión del mundo bodil). Una boda en la que lo ha faltado detalle de refrito de horteradas tradicionales varias, que sí “vivan los novios, que se besen que se besen” cada cinco minutos, que si “que boten los padrinos” que si “desnudamos al novio y sacamos los gallumbos para hacer la gracia”… vamos, que no faltó detalle.

Así que hoy, que me siento un poco generosa, quiero ayudar al mundo a tener un poquito de mejor gusto estético en lo que a EL DÍA B se refiere.

No olvidemos que una boda es una fiesta y que hay que disfrutar, por lo que hay que reírse, comer, beber, bailar, hacer bromas, hasta llorar si cabe. Así que a las bodas reales en lo que lo importante es eso mismo, pasarlo bien y recordar para siempre. Que yo no digo que esto sea una rave de principio a fin pero poner por ejemplo, un video de fotos de los novios de más de diez minutos, con una banda sonora tipo Alex Ubago y una transición entre fotos de diez segundos (por lo menos) pues como que es un poco aburridillo, ¿no? Vamos, que no hay quien se lo trague. Hay otras alternativas, como por ejemplo, realizar un video, en el que los novios sean los protagonistas y les cuenten a los invitados por qué están ahí, que interactúen con ellos y les hagan partícipes. Un video como por ejemplo los de Alejandro Huyro, que son poesía visual pura.

NO a los trajes/vestidos con brillos. Por favor, ¿Es que no hay vestidos/trajes/COLORES en este mundo como para elegir el que más brillo tiene y el tornasolado que pasa por la gama cromática más amplia? Sí a los vestidos con clase, originales y que sientan bien porque ¿Por qué hay mujeres que se empeñan en ponerse palabra de honor cuando ven que claramente les sienta fatal? Volvemos a lo de “para gustos colores” pero de verdad, que no es tan difícil acertar con lo que sí y no te queda bien, simplemente dando una vueltecita más allá de las típicas boutiques de “vestidos de fiesta”. Kolonaki tiene unos outfits con los que además de acertar te verás muy favorecida:

Imagen

En cuanto a ellos y sin caer en el típico novio hipster con pajarita y tirantes que siempre va de lo más mono pero que en la vida real, muchos de nuestros novios no se pondrían una pajarita ni para disfrazarse, un chico puede ir muy elegante con un traje bonito y corbata, sólo hay que darle la vuelta al típico traje con chaleco y esos espantosos brillos que tanto odia la cámara.

ImagenImagen

Green Wedding Shoes

Aunque reconozco que me sigue gustando el novio hipster moderno con pajarita (ayns… no se puede tener todo)

Imagen

Bridal musings

NO a la CACHARRERÍA, es decir, esas fotos en las que lo único que se ve son los vasos medio llenos y ya sucios, los platos con restos de comida, la típica mancha de vino del mantel… Está claro que hay que disfrutar sin importar que se te caiga la copa, pero, estas fotos, ¿realmente son necesarias? ¿Crees que quedarán en tu retina de por vida? Desde luego en la mía no, o si lo hacen es para decir: ¡NO!

Para las fotos recuerdo de los invitados a tu boda, lo mejor es montar un photocal. Pero ¡cuidado! porque ahora están muy de moda y empiezan a caer en algo hortera (boas de plumas, gafas a lo Pepe Gafez o esas lonas horribles). A ver si en vez de arreglarlo, lo vamos a estropear todavía más. Me encantan los que simplemente tienen un fondo bonito y los invitados posan divertidos pero naturales.

Imagen

Poppytalk

ImagenReal Weddings

De todos los momentos, uno de los que más me horroriza sin dudarlo es “El momento tarta” Ese momento a lo Paquirri con el estoque en el que los novios cortan la tarta nupcial con una espada de metro y (redoble de tambores que ahora viene lo bueno) el novio le da a la novia de la punta de la espada un cachito de pastel y viceversa. Foto imprescindible en la iconografía nacional y que, perdónenme pero los novios salen fatal, con la boca abierta y ese gesto tan poco elegante. Parecía que ya nada sería peor una vez llegado a este punto, pero lo es cuando el acompañamiento en un alarde de elocuencia grita “Aprovecha ahora que puedes” para hacer la gracia de métele la espada hasta el esternón y cárgate a tu esposa a las dos horas del sí quiero si no quieres que tu vida sea un infierno. Muy divertido todo porque todo el mundo se monda. Vamos, un rotundo NO.

Alternativas a esta terrible escena, sobre todo si quieres dormir tranquilo esa misma noche y no pendiente de que tu marido saque la espada y haga realidad la maravillosa idea de sus amiguetes los graciosos, hay muchas. Mesas de postres o repartir la tarta tal cual, sin parafernalias. Eso sí, por favor, nada de fondant. Las tartas pueden ser muy bonitas, pero qué queréis que os diga, prefiero comer un buen pastel que no tener que mirarlo y al primer bocado se me quede todo pegado en el paladar.

Imagen

El empacho DIY o el “todo vale siempre que lo hagas con tus manos”. Rotundo NO. Una cosa es poner amor a lo que haces tú mismo que me parece muy bien, pero otra cosa es que todo lo que hagas está bien y es válido sólo porque lo has hecho manualmente. Se me viene a la mente la goma eva. De verdad que no puedo con las “fofuchas” de todas las profesiones del mundo mundial. Me parece que quien las inventó tuvo una idea brillante, pero no nos engañemos, con imitar lo que hacen en un video tutorial y dibujar esos ojos tan risueños, rizar los pelos y pegar con una pistola de cola, no nos convierte en “artistas”. Bueno he de decir que no tengo ni idea de cómo se manipula la goma eva o foam y quizás algún día aprenda a hacerlo por inquietud, pero lo que puedo asegurar es que jamás tendré ni haré una fofucha ni nada que se le p a r e z c a. Hay que ser selectivo y consciente de lo que somos capaces de hacer y pensar que no siempre, lo que sale de nuestras manos vale. Es fácil hacerlo, lo difícil es ser original.

Imagen

Queensland brides

Lo peor de todo esto, es que el precio no es el culpable. “El estilo no tiene nada que ver con el dinero, sino con elegir adecuadamente” Puedes organizar una boda bodorrio con un presupuesto muy ajustado. Recuerdo las palabras de Sean Flanigan en un workshop al que asistí, donde nos comentaba que una de sus mejores bodas había sido la boda más barata y especial en la que había estado, de hecho él era lo más caro de la boda. Y la verdad es que debió ser una verdadera pasada.

Imagen

Sean Flanigan

Y algo importante es que al final la boda es vuestra, ni de vuestros padres ni del primo que hace veinte años que no ves, así que sé tú mismo y haz las cosas que quieras, fíjate, aunque sean horteras pero que las hagas porque tú quieres y seas feliz con ello. Igual a los demás se nos estropea la retina, pero qué le vamos a hacer, tu boda es tuya.

Hasta la próxima oleada de SÍes y NOes.

😉

 

Una boda con limón, por favor

blog0008

Esta semana estoy trabajando en un proyecto que implica cítricos, mucho amarillo y mediterráneo, todo muy fresquito y con mucho sabor a verano. Es así como descubrí la boda de Jenna y Pat en Minneapolis, que aunque de Mediterráneo poco, el limón fue la estrella del día. Unas fotos de boda con mucho jugo.

blog-0001-2 blog0003 blog0019 blog0002

La limonada no podía faltar.

blog0001 blog0016

Las fotos de grupo me parecieron una pasada:

blog0005 blog0004

Fotos paperantler

¿Quién dijo que el amarillo estaba prohibido en una boda? Yo de hecho a la última que fuí, llevé vestido amarillo, así, arriesgando, pero qué bonito era…

 

THE OINMENT FRIDAY O EL DÍA QUE CONOCÍ A SEAN FLANIGAN

WS_SEANFLANIGAN-1

El viernes fue uno de los días que más he ansiado que ocurran de mi vida, y es que no siempre tienes a una persona a la que admiras por su trabajo tan cerca además de tener la oportunidad de aprender de ella.

Mi historia con la fotografía de boda se remonta a hace un año y medio aproximadamente, cuando se me presentó la oportunidad de filmar una boda. Esto fue antes de verano y la boda era en septiembre. Estuve haciendo muchas pruebas, probando programas, grabando, empapándome de videos de bodas, etc. Tenía esa boda, sí, pero no me atraía para nada el mundillo de los reportajes de novios, por lo menos lo que conocía de él. Esa boda no llegó ya que suspendieron el video por tema de presupuesto (para variar), pero llegó otra, y después algunas más. Siempre lo mismo, las mismas poses, el mismo ritmo, las mismas imágenes una y otra vez. Siempre en video. Tuve un problemón gordo en una de ellas y el video fué un verdadero horror, no se oía, se veía fatal, un desastre del que aún no me explico cómo pude salir airosa (más o menos sí lo se, pero esto da para escibir todo un blog al respecto y no es caso). También grabé algunas comuniones. Todo parecía bien, hasta que te llaman y te dicen que de bien nada, que hay quejas, que su niño no sale cuando le encienden la vela, que si hay una niña que sale más que ninguno, que si… en fin, madres de niños de comunón, en serio, son otra raza. Me planteé abandonar, sólo llevaba un año pero estaba un poco perdida de a dónde quería llegar con ello, tanto disgusto no puede ser bueno. Entonces se me plantéa la opción de hacer un reportaje de fotografía completo, ademas en una boda nada corriente. Se pueden hacer bodas fuera de los complejos de bodas, y muy lejos de los convencionalismos. Es entonces cuando empiezo a investigar qué hacen otros y qué se hace en otras partes del mundo. Y apareció SEAN FLANIGAN. Y se me rompieron los esquemas de fotografía de boda. Bien es cierto que hasta que llegué a él, había visto ya cosas que me hacían pensar en que se podían hacer las cosas de otra forma, pero él es el máximo exponente de ello. Las fotografías de boda pueden ser arte. TU ARTE.

El día 1 de febrero veo esto y se me despertó un deseo tan grande que sólo pensaba en ello.

poster_ointment_days_v0

El 3 de febrero ya tenía mi inscripción hecha y sólo deseaba que llegara el día. Y llegó.

Captura de pantalla 2014-02-17 a la(s) 19.45.48

Llegué nerviosa, no sabía qué me iba a encontrar, pero sobre todo ilusionada, el día prometía tanto. No sólo Sean realizó una ponencia personal y muy inspiradora, también hicimos fotos, le vimos trabajar en directo, aprendiendo de sus movimientos, su dirección, su creatividad…

WS_SEANFLANIGAN-10 WS_SEANFLANIGAN-9 WS_SEANFLANIGAN-8 WS_SEANFLANIGAN-5WS_SEANFLANIGAN-6 WS_SEANFLANIGAN-4 WS_SEANFLANIGAN-2WS_SEANFLANIGAN-3 WS_SEANFLANIGAN-7 WS_SEANFLANIGAN-11WS_SEANFLANIGAN-13 WS_SEANFLANIGAN-12 Captura de pantalla 2014-02-17 a la(s) 19.46.19

Pudimos escuchar claves de branding de mano de ALEJANDRO GÓMEZ, ilustrador increible y director de arte, que entre otros trabajos está realizando el reestyling del branding de Sean. SERAFIN CASTILLO y PABLO BÉGLEZ nos contaron su experiencia y su andadura en la fotografía nupcial y cómo realizaron las fotos de la boda de su ídolo y su increíble mujer Melanie.

Serafín conoció a Sean en un taller similar a este y desde entonces les une una amistad muy fuerte. Pablo a su vez era conocido de Serafín y conocía a Alejandro. Junto con Sean forman un equipo con un potencial creativo increíble.

Sólo pienso en aplicar todo lo que aprendí el viernes 14, el mejor día de San Valentín que he tenido nunca. Gracias a TCH por haberlo hecho posible.

Ahora se que se puede conseguir, que Sean lo hizo y que es de carne y hueso, como yo, y muy cercano. Me encantó conocerlo y aunque no tengo la oportunidad de conocerlo mejor, no me cabe la menor duda de que es una persona increible.

Captura de pantalla 2014-02-17 a la(s) 19.46.07

Lo más importante es que aprendí que hay que creer en tí y no tener miedo porque, parafraseando a Sean “los mejores artistas que conozco están sirviendo cafés”.

AMA